Dalai Lama XIII Gyalwa Thubten Gyatso: Sobre la Bodhicitta.

El Treceavo Dalai Lama Thubten Gyatso, enseñó sobre la bodhicitta lo siguiente:

“Existen muchas formas de cultivar la bodhicitta (la mente de la iluminación), sin embargo, la base de todas ellas es el cultivo del amor y de la compasión, y de la aspiración a la más elevada Iluminación, como el medio más efectivo para beneficiar al mundo.

Como el principal esfuerzo en el Mahayana es el cultivo de la bodhicitta, al comienzo de cada acción deberíamos de pensar” ¡Que pueda este trabajo producir beneficio e Iluminación, a todos los seres vivos!” Esto transforma todas las actividades en las acciones de un Bodhisattva. Durante la acción, deberíamos de meditar en la bodhicitta, la aspiración por la Iluminación; y cuando esta actividad esté terminada, deberíamos de sellarla con la dedicación “¡Que pueda esta acción generar la felicidad y la iluminación para beneficio del mundo!”

Deberíamos de intentar vivir constantemente en el espíritu del Bodhisattva, del amor, la compasión, y el deseo de alcanzar la iluminación como método supremo de beneficiar al mundo.

Las prácticas que han de realizarse se conocen colectivamente como Dharma. Se dice que el Buda, viendo que los seres vivos estaban afligidos por 84000 engaños y perturbaciones emocionales, expuso 84000 aspectos del Dharma como remedio a estas aflicciones.

Una forma de considerar las doctrinas del Buda es clasificándolas como enseñanzas para la liberación individual, y enseñanzas para la liberación universal o para la Iluminación que es para el beneficio de todos. Estas últimas son conocidas como enseñanzas Mahayana.

Los Vehículos del Mahayana tienen como su principal puerta de entrada a la mente altruista hacia la Iluminación, la bodhicitta, la aspiración de obtener la iluminación como el mejor medio para beneficiar al mundo. Para todos los seguidores del Mahayana, la bodhicitta es el principal punto en su práctica.

Cuando Jowo Atisha fue interrogado acerca de su maestro Serlingpa, él juntó sus manos en señal de reverencia, las lágrimas brotaron de sus ojos, y respondió: “Cualquier espíritu del Mahayana que yo haya podido realizar, es debido a la amabilidad de ese gran gurú. Aunque lo viera diez veces al día, cada una de ellas me preguntaba “¿Está el espíritu de la Iluminación, la bodhicitta, mezclado con tus pensamientos?” Su énfasis en el desarrollo de la bodhicitta era siempre lo primero, y lo más importante”

Por tanto, aunque el Buda enseñó 84000 prácticas, nosotros como seguidores del Mahayana, deberíamos de hacer que nuestro principal interés fuera el cultivo de la bodhicitta, el espíritu de la iluminación del Bodhisattva, la mente de la visión de la igualdad, el amor, la compasión, y la empatía, que busca la perfecta omnisciencia para el beneficio de los seres vivos. El progreso en todas las demás prácticas del Mahayana, depende del avance en el cultivo de la bodhicitta.

Shantideva dijo:
“Lo mismo que la piedra (filosofal) del alquimista cambia el metal en oro, Así, este cuerpo impuro, cuando es tocado por la mente del despertar, Se convierte en el cuerpo de un Ser Despierto (Buda)
Por tanto, asid firmemente esta mente del despertar”

Refiriéndose a la naturaleza de la bodhicitta, el texto del Entrenamiento de la Mente en Siete Puntos, que encarna la tradición dada por Serlingpa a Atisha, afirma:
“La bodhicitta es como un cetro de diamantes
Como el Sol, y como un árbol medicinal”

En el entrenamiento espiritual, la bodhicitta es como un diamante. Lo mismo que un diamante puede erradicar la pobreza y satisfacer todas las necesidades, la bodhicitta erradica la pobreza espiritual, y satisface todas las necesidades espirituales. Al igual que un fragmento de diamante eclipsa a todos los demás ornamentos, incluso el desarrollo parcial de la bodhicitta sobrepasa completamente los logros de las prácticas inferiores. Una pequeña parte de un diamante, es mucho más preciosa que un trozo mayor de cualquier otra gema inferior.

La bodhicitta es como el Sol que elimina la oscuridad. Cuando el Sol sale, ¿Cómo puede permanecer la oscuridad? Un Sol que surge sobre todo un continente ilumina todos los países. De la misma forma, la generación del espíritu del Bodhisattva dentro de nosotros, es como la salida del Sol de la mente.

La bodhicitta es comparada también a un árbol medicinal. El árbol, como un todo, es un antídoto para todas las 404 diferentes tipos de enfermedad, y también sus componentes individuales tales como las hojas y las bayas poseen sus propias propiedades curativas, sus poderes específicos para sanar enfermedades determinadas. Similarmente, si desarrollamos en nuestro interior la bodhicitta, llegaremos a estar curados de cualquier enfermedad espiritual, alcanzando así la Completa Iluminación. Incluso si solamente desarrollamos muy pequeñas fracciones del espíritu del Bodhisattva, estas tendrán sus propios efectos espirituales vivificadores.

La bodhicitta tiene el poder inherente de eliminar la oscuridad interior de las emociones aflictivas y los engaños, tales como el aferramiento a la falsa naturaleza del yo y de los fenómenos.

Como tiene el poder de curar a la mente de las raíces del sufrimiento del samsara, que es el producto de los engaños y de las improntas kármicas indudablemente es la medicina suprema, teniendo ambos, los medios para curar las aflicciones convencionales, y los medios últimos para tratar los profundos problemas espirituales.

Esto es lo que significa la expresión “combinación de método y sabiduría.”

En la bodhicitta convencional existe un entrenamiento en las seis prácticas de la paciencia, amor, compasión, etc, y también existe un entrenamiento en la bodhicitta última que es el entrenamiento en la sabiduría de la vacuidad, que realiza la naturaleza más profunda y esencial de la mente, del cuerpo y del mundo que nos rodea.

Cuando realizamos la bodhicitta última, logramos finalmente la liberación del mundo imperfecto del sufrimiento y la confusión. Llegamos a ser un Arya1, un Gran Ser2, un ser transcendente que está liberado de las garras del samsara.

Cuando esto es obtenido sobre la base del entrenamiento en la bodhicitta convencional, vamos a realizar la Omnisciencia, y los Poderes completos del cuerpo, habla, y mente de un Buda. Esto proporciona la habilidad de completar el espíritu del Bodhisattva, manifestándose en el mundo de la forma más efectiva para beneficio de todos los seres sintientes, al mismo tiempo que seguimos manteniendo completamente nuestras habilidades de permanecer en la absorción meditativa de la visión de la verdad última. Por tanto, la bodhicitta es el método más precioso; y uno debería de hacer todos los esfuerzos para realizarla, en sus dos aspectos de bodhicitta convencional y última.

Trad. al castellano por el ignorante y falto de devoción upasaka Losang Gyatso.

1Noble.
2Mahasattva.

Vía nagarjunavalencia.