Durante seis años mi rutina fue la misma. Despertar por lo menos dos horas antes de que saliera el sol y apresurarme a salir de mi casa para manejar por lo menos cuarenta minutos hasta el centro de la ciudad

Ver Mas